jueves, 24 de marzo de 2011

Dicen que es una hueste de jinetes. Safo de Lesbos



Dicen que es una hueste de jinetes

Dicen que es una hueste de jinetes
o una escuadra de infantes o una flota
lo más bello en la tierra, mas yo digo
que es la persona amada.

Y es muy fácil hacer que entienda eso
cualquiera, cuando Helena, que era hermosa
más que ningún humano, abandonó
a su honorable esposo

y a Troya se escapó, cruzando el mar,
y nunca de su hija se acordó
ni de sus padres, y es que, de su grado,
la hizo errar camino

la diosa cipria......
.................
....y eso ahora me recuerda
a mi Anactoria ausente.

Preferiría ver su andar amable
y el brillo chispeante de su cara
que un tren de carros lidios
o una hueste de infantes con sus armas.

Safo, poeta griega, nació en Lesbos, en torno al 600 a. C., en una época en que aquella isla tuvo un papel decisivo en la génesis de la lírica occidental. En la poesía de Safo, la sensualidad, el deseo y la religión se confunden en un afán de búsqueda de un nuevo valor opuesto a los tradicionales: la belleza.
Se ha conservado sólo una pequeña parte de su obra. Las fuentes, por su antigüedad, están muy dañadas, por lo que a veces, tan sólo quedan fragmentos de poemas, que, no obstante, dejan ver el profundo sentimiento que emana de la obra de Safo.

martes, 15 de marzo de 2011

Las nuevas escuelas. Roque Dalton



Las nuevas escuelas

En la Grecia antigua
Aristóteles enseñaba filosofía a sus discípulos
mientras caminaban por un gran patio.
Por eso su escuela se llamaba “de los peripatéticos”.
Los poetas combatientes
somos más peripatéticos que aquellos peripatéticos de Aristóteles
porque aprendemos la filosofía y la poesía del pueblo,
mientras caminamos
por las ciudades y las montañas de nuestro país.

ROQUE DALTON (San Salvador, 1935 – 1975). Poeta, periodista, ensayista y novelista. Militante revolucionario desde muy joven. En 1969, ganó el premio de Casa de las Américas. Por sus ideas políticas, fue encarcelado varias veces, se exiló desde 1964. Vivió y trabajó en Guatemala, México, Praga y La Habana; realizó viajes a Sur América, Europa, Corea y Vietnam. Muere asesinado en su país por sus propios compañeros el 10 de mayo de 1975.

martes, 8 de marzo de 2011

Penélope. Isabel Rodríguez Baquero



Penélope

No creáis mi historia:
los hombres la forjaron
para que el sacro fuego de inventados hogares
no se apagara nunca en femeniles lámparas.

No creáis mi historia
Ni yo esperaba a Ulises
-tantas Troyas y mares y distancias y olvidos...-,
ni mi urdimbre de tela
desurdida de noche
se trenzaba en su nombre.

Mi tela era mi escudo,
no del honor de Ulises,
no de la insomne espera
del ya más extranjero
que los lejanos príncipes que acechaban mi tálamo.

Y si el arco de Ulises
esperaba su brazo,
es porque yo al arquero
sólo desdén profeso,
y nada me interesan sus símbolos de pureza:
sus espadas, sus arcos,
sus tremolantes cascos
y las espesas sangres
de su inútil combate.

No creáis en mi historia
Cuando volvió el ausente
me encontró defendiendo con mi ingeniosa urdimbre
mi derecho inviolable al tálamo vacío,
a la paz de mis noches,
al buscado silencio:
la soledad es un lujo que los dioses envidian.

Isabel Rodríguez Baquero (Madrid, 1938). Licenciada en Filología Románica por la Universidad Complutense de Madrid. Libros: «Íntimo Laberinto», «El Grito del Estornino», «Tiempo de Lilas», «Los Rosales Oscuros», «Ardiendo en el Ocaso», «El Punto de Vista» y «Caleidoscopio».