lunes, 26 de diciembre de 2011

la Sirenita. David Benedicte



la Sirenita

dibujos
animados

la tripulación del Maitetxu
Ama sigue sin dar crédito
a su insólita captura
en la cubierta del arrastrero

boquea la Sirenita buscando algún trago de océano
desfallecida
a punto de diñarla entre
dos bancos de arenques
un centenar de almejas
y siete atunes más muertos que vivos

después
rumbo a Gran Sol
los pescadores especulan
acerca de las ventajas
de tan inaudita pesca

algunos
se frotan
las
manos

todos
ríen
los marineros
pero después quedan abatidos
tras comprobar
que las sirenas
al igual que los besugos
los percebes
y las gambas
carecen de sexo alguno

así que
visto lo visto
y lo no visto
saborean las delicias
de un marmitako
elaborado
con un pescado especial
que ora hembra
ora pez
espina
tras espina
se encarga
de guisar
el cocinero
de a bordo
un tal Txepas
hombre de agrio carácter
que disfruta
en
gran
medida
al trocear
a la Sirenita

e imagina Txepas
el cocinero
a lo largo
de tan inhumana tarea
que es a su mujer
una gorda
que nunca
atrajo a nadie
con la dulzura
de su canto
a quien destripa
cuchillo
en
mano

no en vano
para castigar
a los criminales
se les obligaba
antaño
a hacerse marinos.

David Benedicte (Madrid, 1969). Ha publicado las novelas 'Travolta tiene miedo a morir' (Premio Francisco Umbral), 'Valium' y 'Guía Campsa de cementerios'. También los poemarios 'Biblia Ilustrada para Becarios' y 'Maremágnum 44'.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Epigrama. Javier Egea



Epigrama

Sueño y trabajo nos costó saberlo:
ternura es patrimonio de los rojos.

Pero los rojos, Claudia,
en estas noches bárbaras,
sólo somos tú y yo.


Javier Egea (Granada 1952 - 1999), considerado uno de los poetas españoles más importantes de los años ochenta, fue uno de los padres del movimiento poético La otra sentimentalidad. Libros: Troppo Mare y Paseo de los Tristes.

jueves, 8 de diciembre de 2011

La confesión. Juan Carlos Mestre



La confesión

Padre, sé que he prometido enmendarme, pero confieso que los ricos me siguen poniendo furioso y mi opinión sobre la timocracia es irrefutable a todas luces. Mi aprecio por los apellidos de buena familia es semejante al interés que demuestro ante un hueso de aceituna. Los nobles me dan patadas en las canillas aunque el merengue de las marquesas me hace la boca agua. Mi respeto por los títulos heráldicos es comparable al que siento por una boñiga del caballo de Troya. Preferible ser un camello ante el ojo de una aguja a tener asegurado el porvenir en Jauja. Comprenda que no es fácil pasar ante el vellocino de oro sin ponerse las botas de goma para cruzar el Éufrates. Tal vez sea un resentido de primera clase pero la comodidad no está reñida con el proletariado. Usted dirá si esto se puede arreglar con un par de alibabás y cuarenta jaculatorias. No lo olvide, su propina es mi sueldo.

Juan Carlos Mestre (Villafranca del Bierzo, 1957), poeta, músico, grabador y ensayista. Premio nacional de poesía 2009. Poemarios: Las estrellas para quien las trabaja, 2007, La casa roja, 2008.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Etimología. Ana Pérez Cañamares



Etimología

Antes de que cremaran
a mi madre, mi hermano
cogió el micrófono
que ningún cura iba a usar
y dijo: "Si una madre
es la verdadera patria,
hoy nos hemos quedado
sin patria y sin madre".
(La etimología no está
siempre de parte
de la verdad.)

Desde entonces he intentado
llevar dignamente el exilio:
vigilando que se mantenga viva
la lengua que hablamos
los expulsados del paraíso.

Ana Pérez Cañamares (Santa Cruz de Tenerife, 1968). Es licenciada en Filología por la Universidad Complutense de Madrid. Alfabeto de cicatrices, 2010