jueves, 24 de mayo de 2012

VOLARE AUDE. Miguel Ángel Rivero Gómez

VOLARE AUDE

A Oscar Wilde


Ven,
atrévete a volar.
Aprenderemos juntos
la cartografía del aire.
Atravesaremos
confines y murallas.
Seremos eternos migrantes,
esclavos del tiempo subjetivo,
guías perdidos en la montaña,
brújulas desorientadas.

Ven.
Hagamos que el deseo
quiebre las cadenas,
deshilvane el miedo.

Ven.
También yo
tengo las alas intactas.

Miguel Ángel Rivero Gómez

viernes, 18 de mayo de 2012

Galatea. Amalia Bautista

Galatea

No sabía qué hacer aquella tarde.
Tú estabas enfadado y no querías
salir. Me fui al Parque del Oeste
y estuve paseando mucho rato
sin encontrar un alma. En el invierno
casi nadie pasea por los parques.
No pensé nada. Me senté en un banco
y encendí un cigarrillo. De repente
un hombre joven se sentó a mi lado.
Le miré y vi que había un solo ojo
en mitad de su frente, un ojo oscuro,
tristísimo y brillante. Me miraba
como pidiendo ayuda, suplicando.
Ninguno de los dos dijimos nada.
Él miraba mis ojos y yo el suyo.
En silencio empezó a llorar despacio,
se avergonzó y se fue. Yo no hice nada
por detenerle. Tú no te creíste
ni una palabra de esta historia, pero
yo me lleno de angustia y de tristeza,
aunque quiera evitarlo, si recuerdo.

Amalia Bautista (Madrid, 1962). Poeta española. Ha publicado: Cárcel de amor, La mujer de Lot y otros poemas, La casa de la niebla.

domingo, 13 de mayo de 2012

Nike cuando vacila. Zbigniew Herbert

Nike cuando vacila

Nike más bella en el instante
en que vacila
la diestra bella como una orden
descansa en el aire
mas las alas vibran

ha pues divisado
a un joven solitario
sigue el largo surco
de un carro de combate
por un gris camino en un gris paraje
de rocas y ralos matojos de enebro

aquel joven morirá pronto
de hecho el platillo de la balanza con su destino
ya está cayendo violentamente
hacia la tierra

Nike desea
acercarse
y besarle la frente

mas teme
que él que aún no conoció
la dulzura de las caricias
al sentirla ahora
podría huir como los otros
hicieron durante la batalla
así que Nike vacila

y al final decide
quedarse en esa postura
que le enseñaron los escultores
avergonzada de aquel instante de ternura

sabe bien
que mañana al alba
encontrarán a ese muchacho
con el pecho abierto
los ojos cerrados
y el amargo óbolo de la patria
bajo su lengua entumecida.

Zbigniew Herbert (1924 – 1998) poeta y dramaturgo polaco. Entre sus obras: Mister Cógito, 1974, Informe sobre la ciudad sitiada, 1990.

domingo, 6 de mayo de 2012

Habla Sosos de Pérgamo sobre Parsons, Spies, Fischer y Engel. David Franco Monthiel

Habla Sosos de Pérgamo sobre Parsons, Spies, Fischer y Engel
En mitad del camino había una piedra
Carlos Drummond de Andrade

Apenas queda un puñado de teselas.

Hay quienes las arrojan
al río del tiempo
y quienes se apedrean
en la oscuridad.

Hay quienes las siembran
en las murallas
y quienes siempre tropiezan
con ellas
en el atajo de baldosas.

Algunos las miramos.

Y las apretamos en la mano.



David Franco Monthiel (Cádiz, 1976). Escritor. Forma parte del colectivo de expresión y agitación cultural La Palabra Itinerante. Renta básica de olvido, 2004, Las cenizas de Salvochea, 2008